SEO

Arquitectura web y SEO

arquitectura web

El éxito o el fracaso de cualquier empresa moderna es muy a menudo directamente proporcional a la clasificación de su sitio web en los resultados de búsqueda. Si su público objetivo no puede encontrar su sitio web, corre el riesgo de perder tráfico cualificado. Por eso la optimización para motores de búsqueda (SEO) es una parte esencial de la arquitectura de un sitio web.

El SEO es una disciplina relativamente amplia, pero hay un campo especialmente importante para el SEO: la arquitectura de la información. La arquitectura de la información puede ayudar a un sitio web a mejorar su capacidad de descubrimiento a través de los motores de búsqueda y garantizar una buena participación del usuario. 

En este artículo, quiero mostrar cómo los expertos en SEO utilizan las habilidades de la arquitectura de la información para ayudar a que su sitio tenga más éxito.

¿Qué es la arquitectura de la información y qué tienen en común la Arquitectura web y el SEO?

La arquitectura de la información es el arte y la ciencia de organizar y etiquetar el contenido de los sitios web para facilitar su uso y localización. La arquitectura web tiene un impacto sustancial en la organización del contenido del sitio web y la navegación. Tanto los especialistas en arquitectura de la información como en SEO comparten el objetivo de hacer que el contenido de un sitio web sea más “encontrable” a través de los motores de búsqueda para el público objetivo.

La principal preocupación del experto SEO es mejorar la visibilidad de un sitio o una página web en los motores de búsqueda a través del tráfico de búsqueda orgánico (no pagado). Los especialistas en SEO logran este objetivo mediante la creación de contenidos aptos para SEO (uso adecuado de palabras clave, texto alternativo de las imágenes, etc.), así como la organización lógica de los contenidos.

Las ventajas del SEO y la Arquitectura web

Una buena arquitectura del sitio consiste en mejorar la forma en que los usuarios y los motores de búsqueda encuentran su camino en el sitio. Se trata de conocer a los usuarios y ofrecerles el contenido más relevante donde esperan encontrarlo con el menor número de clics posible. Para los motores de búsqueda, una arquitectura del sitio optimizada ayuda a los rastreadores web a encontrar e indexar todas las páginas de su sitio web.

Reducir la tasa de rebote

La tasa de rebote es el porcentaje de visitantes de un sitio web concreto que abandonan el sitio después de ver sólo una página. Una tasa de rebote alta suele significar un bajo compromiso. Los visitantes llegan a un sitio web, ya sea directamente o a través de búsquedas o referencias, buscando soluciones a un problema específico que tienen. Cuando llegan y no encuentran la solución, se van.

Hoy en día, el SEO se preocupa mucho por el compromiso. Por eso, el objetivo de los especialistas en SEO no es sólo tener un ranking más alto, sino también hacer que los visitantes permanezcan en un sitio web y consuman el contenido. La Arquitectura web ayuda a lograr este objetivo al contar con una infraestructura de información eficaz. Esto significa que un sitio web tiene una estructura clara y definida que facilita a los visitantes la búsqueda de información. Y esto ocurre cuando el contenido está organizado según los modelos mentales del usuario (explicaciones del proceso de pensamiento de alguien sobre cómo funciona algo en el mundo real).

Leer  Marketing de contenidos para abogados

Los motores de búsqueda muestran los enlaces del sitio

Si un sitio web tiene una arquitectura de información bien definida, el algoritmo del motor de búsqueda puede reconocerlo y premiarlo con sitelinks. Los sitelinks son una lista de las páginas web más visitadas que aparecen junto a la página de destino cada vez que alguien busca su sitio web en un motor de búsqueda como Google. Este pequeño detalle tiene un gran impacto en cómo los visitantes perciben su marca. La presencia de sitelinks aumenta la reputación de su marca y mejora la confianza de los clientes.

El motor del sitio decide qué enlaces formarán parte de los sitelinks, pero su arquitectura de la información tiene un impacto significativo en esto. Una Arquitectura web bien definida facilita a los motores de búsqueda la comprensión de la estructura de su sitio web.

Cómo utilizar las habilidades de la Arquitectura de la información para crear una mejor arquitectura web

Lo que es bueno para la arquitectura de la información es bueno para el SEO. Veamos qué técnicas de la arquitectura de la información puede utilizar para que su sitio tenga más éxito.

Entienda el propósito de su sitio web

Antes de poner en práctica el mapeo de la arquitectura de la información (creando contenido nuevo u optimizando el existente), debe dar un paso atrás y pensar en su sitio web. Pregúntese: “¿De qué trata mi sitio? ¿Qué quiero conseguir?”. Las respuestas a estas preguntas determinarán el objetivo o los objetivos principales de su sitio web. Es importante enmarcar todo lo que hagas en un sitio web en torno a los objetivos, especialmente cuando decidas crear nuevos contenidos u optimizar los existentes para alcanzarlos.

He aquí algunas cosas que debe hacer durante esta fase:

Entender a su público objetivo, sus necesidades y deseos. El contenido de su sitio web debe responder a las necesidades y deseos de su público objetivo.

Decida y defina la dirección de su sitio web junto con las partes interesadas. Establezca objetivos globales para su sitio web y defina los parámetros clave. Tenga claro cómo va a medir el éxito.

Identificar las funciones de las páginas individuales

En general, hay tres tipos de páginas:

De navegación. Ayudan a los usuarios a encontrar lo que quieren. La página de inicio o los resultados de la búsqueda son grandes ejemplos de páginas de navegación.

Consumo. Son las páginas que proporcionan contenido (entradas de blog, páginas de detalles de productos, etc.).

Interacción. Estas páginas permiten a los usuarios actuar. Las páginas de registro o de pago son ejemplos típicos de páginas de interacción.

Revise todas las páginas de su sitio web y especifique el tipo de página apropiado para todas ellas. Cada tipo de página debe estar optimizada para un tipo de contenido y una tarea de usuario diferentes.

Realice una búsqueda de palabras clave

Las palabras clave son la base del SEO. Al realizar una investigación de palabras clave, puede determinar no sólo las consultas de búsqueda típicas que utilizan sus visitantes, sino también qué categorías, subcategorías e incluso filtros necesitan.

Comience por comprender qué consultas de búsqueda utiliza la gente cuando busca productos o servicios similares a los suyos. Aunque es posible utilizar tanto herramientas online (como Google Keyword Planner o SEMrush) como métodos offline, recomiendo empezar con métodos offline como las entrevistas a usuarios y las consultas contextuales. Empieza por escuchar a tus clientes. Puedes ponerte en contacto con ellos directamente a través de las redes sociales y de encuestas específicas. Céntrate en el lenguaje que utilizan, compáralo con la información de tus herramientas de análisis y anota las mejores expresiones que se ajustan a tu sitio web.

Definir las relaciones de información

Cuando creamos sitios web centrados en el usuario, queremos tener una arquitectura de la información centrada en los usuarios. La estructura lógica de su navegación y de las páginas individuales debe coincidir con el modelo mental de las personas que visitan su sitio web. Es fundamental invertir en la investigación de los usuarios y realizar una serie de sesiones de clasificación de tarjetas y pruebas de árbol para entender cómo los usuarios categorizan la información.

Leer  Linkbuilding - Construcción de enlaces para abogados

Una investigación de usuarios bien realizada proporcionará una gran cantidad de información valiosa para el mapeo de la arquitectura de la información. Esta información puede ayudarle a organizar su contenido en páginas individuales y a establecer relaciones entre las páginas para garantizar que los usuarios puedan encontrar lo que buscan de manera eficiente.

Aquí hay algunas cosas que puede hacer:

Crear un modelo de datos para el contenido. Los títulos de las páginas, las descripciones de las páginas, las palabras clave y los contenidos de los medios de comunicación DeepL son atributos que un arquitecto de la información debe tener en cuenta porque tienen un fuerte impacto en la clasificación de las páginas.

Considere la prioridad de las páginas. Asegúrese de que está dando a las páginas correctas el énfasis adecuado. Si ya tiene un sitio web, puede utilizar Google Analytics o una herramienta similar para saber qué contenido es el más interesante para sus visitantes.

Enlaza contenidos relevantes. Los enlaces entre páginas que cubren material relacionado pueden ser muy potentes. Ayuda tanto a los visitantes como a los motores de búsqueda a conectar diferentes piezas de información.

Texto de anclaje significativo. Evite los enlaces vagos como “Más información” o “Más información” porque ese texto no ayudará a los usuarios a entender qué deben esperar de la siguiente página. Invierta más tiempo en preparar una estrategia de texto ancla para el sitio.

Utilice un etiquetado claro y coherente

Una redacción clara y coherente simplifica el proceso de las interacciones para sus visitantes. La redacción de la UX desempeña un papel clave para aportar claridad al diseño, y ocupa un lugar central en la arquitectura SEO. Es imposible ofrecer una buena UX sin una buena redacción. Por lo tanto, asegúrese de utilizar una terminología no sólo clara sino también coherente en todo el sitio web. Los usuarios deben entender el significado de los elementos de la interfaz de usuario antes de interactuar con ellos.

Esta regla es aplicable no sólo a los elementos interactivos, como los menús, sino también al contenido estático, como las imágenes. Es fundamental utilizar un texto alternativo adecuado para las imágenes y textos de anclaje para los enlaces. Al hacerlo, ayudará a los motores de búsqueda a indexarlos y comprenderlos mejor.

Aplanar la arquitectura del sitio web

La arquitectura “plana” del sitio es mejor para el SEO porque ayuda a minimizar el número de clics desde la página de inicio hasta el contenido importante. Una arquitectura plana significa que los usuarios (y los rastreadores de los motores de búsqueda) pueden llegar a cualquier página de su sitio en 3 clics o menos (la regla de los tres clics).

La regla de los tres clics sugiere que un usuario de un sitio web debería poder encontrar cualquier información con no más de tres clics de ratón. Aunque los expertos del sector suelen criticar esta regla, una cosa es segura: los motores de búsqueda utilizan la arquitectura del sitio para entender qué páginas son las más importantes. Una página que está a un solo clic de la página de inicio es importante. Una página que está a diez clics es menos importante. De hecho, es posible que la araña del motor de búsqueda ni siquiera encuentre una página que esté a diez clics de la página de inicio si la autoridad de los enlaces del sitio es baja.

Haz que los enlaces sean relevantes y útiles para tus visitantes

Cuando los usuarios miran un enlace, necesitan entender por qué ven ese enlace y a dónde les llevará. No introduzca palabras clave en el texto ancla de sus enlaces. Este enfoque rara vez aporta valor a los visitantes y puede perjudicar su clasificación en las búsquedas. Los motores de búsqueda también están en contra de este enfoque porque lo ven como un intento de optimización para una mejor clasificación.

Leer  SEO on-page para abogados

Ofrezca información en contexto

Proporcione toda la información necesaria, como el texto de ayuda, para asegurarse de que los usuarios puedan completar las tareas sin confusión. Por ejemplo, si diseña un sitio web de comercio electrónico, puede ofrecer una sección con las preguntas más frecuentes sobre el producto en la página de detalles del producto. Al hacer esto, hará que su página sea más valiosa para sus visitantes y reducirá el coste de interacción (los visitantes no tendrán que buscar la respuesta).

Eliminar el contenido duplicado

Cuanto más contenido duplicado tenga, menos contentos estarán sus visitantes y los motores de búsqueda. El contenido duplicado no sólo requiere más esfuerzo de moderación, sino que también puede frustrar o molestar fácilmente a sus visitantes (especialmente si se trata de contenido autogenerado por un sistema de gestión de contenidos). Por lo tanto, realice un inventario de contenidos e identifique los lugares donde tiene el mismo contenido o uno similar. Herramientas como Copyscape o Siteliner le ayudarán a realizar una comprobación del contenido duplicado.

También se recomienda crear una estructura de sitio que defina claramente los distintos niveles de página, prioridades, categorías y jerarquías de un sitio web. Combine los contenidos estrechamente relacionados en una sola página, y cada vez que quiera crear una nueva página, evalúela de acuerdo con esta estructura. Si ya tiene una página que sirve para lo mismo, no es necesario crear otra.

Añada redirecciones

Incluso en un sitio web perfectamente organizado, siempre existe la posibilidad de que el contenido se mueva, por lo que hay que realizar los cambios de URL con cuidado. Hay dos tipos de redirecciones que puede utilizar: 301 y 302. Una redirección 301 significa que la página se ha trasladado permanentemente a una nueva ubicación, mientras que una redirección 302 significa que el traslado es sólo temporal.

Preparar un mapa del sitio

La construcción de un mapa del sitio es una parte importante del mapeo de la arquitectura de la información porque un mapa del sitio es una gran manera de aumentar la “rastreabilidad” de su sitio web. La creación de un mapa del sitio es especialmente útil para los sitios con mucho contenido y con docenas de páginas diferentes, ya que los mapas del sitio ayudan a los motores de búsqueda a localizar las páginas. Google recomienda seguir este sencillo proceso para crear y enviar un mapa del sitio a los motores de búsqueda:

Decida qué páginas de su sitio deben ser rastreadas por los motores de búsqueda y determine la versión canónica de cada página.

Decida qué formato de mapa del sitio desea utilizar. Puede crear su mapa del sitio manualmente o elegir entre una serie de herramientas de terceros para generar su mapa del sitio por usted.

Ponga su mapa del sitio a disposición de los motores de búsqueda añadiéndolo a su archivo robots.txt o enviándolo directamente a la consola del motor de búsqueda.

Conclusión

Ya no es necesario elegir entre una buena arquitectura de la información y un SEO optimizado. Puede tener ambas cosas. Y necesita ambas. El SEO traerá los visitantes a su sitio, pero la arquitectura web los mantendrá allí. Por eso, su experto en SEO deben entender cómo el trabajo conjunto ayuda a construir un sitio web convincente y de alto rango.

Consultor SEO Experto | Web | + posts

Consultor SEO especializado en SEO Técnico y Estrategias SEO

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat